Ética que no pasa de moda

Publicado el : 10/08/2017

Sin Tablet, computadora o variedad de cables. No hay necesidad de un aparato electrónico, en este momento, para que el catedrático acapare la escucha. Así llega Mario Fuentes Destarac, sereno, con un portafolio en mano y una atención que, incluso, le ha llevado a recordarse de los nombres de todos los alumnos en el salón.

El licenciado Fuentes Destarac, quien funge como abogado y notario desde hace más de treinta años, es también escritor del Editorial en El Periódico y director de la Cámara Guatemalteca de Periodismo (CGP), entre otros. Cree en una metodología de clase que sea participativa, donde los estudiantes se involucren en el proceso de adquisición del conocimiento. “No hay mejor cosa que el intercambio de ideas y opiniones en donde despejemos inquietudes juntos”, asegura.

El abogado y máster del Instituto Centroamericano de Administración de Empresas (INCAE), también se ha hecho de un espacio en la Facultad de Comunicación de la Universidad del Istmo. En nuestra institución, ha impartido desde hace tres años el Seminario de Libre Emisión del Pensamiento.

Surge la pregunta, después de ser mencionado el tema de las inquietudes, si cree que la generación de universitarios en la actualidad se encuentra muy intranquila. “En general, en Guatemala tenemos una sociedad bastante silenciosa, inhibida y pasiva. Esto no ocurre solo en el ámbito universitario, sino general. Yo desde el primer día de clase, trato de empezar conociendo a los estudiantes y generar una familiaridad”.

De igual forma, el licenciado considera que el principal reto para los futuros periodistas está meramente en el ejercicio de su profesión. Asegura que al desenvolverse en la ámbito periodístico, deberán aprender a transmitir información objetiva, imparcial e independiente. “Se trata de desentrañar la información, no solo transmitirla como venga”, resalta.

Es dentro de ese matiz que Fuentes Destarac ha encontrado una oportunidad en clase para preguntar a sus alumnos: ¿Cuál es la diferencia entre comunicación y periodismo? Entre varios intentos de respuesta surge la más acertada, después de poner en práctica ese intercambio catedrático y alumno:

“Periodismo tiene que ver con esclarecer la información y hacerse responsable de la misma”.

Espacios como las redes sociales, que Mario Fuentes califica como “vorágines donde va de todo”, tienen un papel muy trivial debido a los datos falsos (y algunos reales) y la emocionalidad predispuesta de las personas. Específicamente se puede ver con los fenómenos de los Fake News y la Posverdad.

Los denominados Fake News (Noticas falsas), son un fenómeno dentro de la comunicación que pretenden generar el consumo de noticias no reales y sensacionalistas, con fines lucrativos o políticos, por parte de un medio. En cuanto a la Posverdad, se refiere a la influencia que las apelaciones emotivas y personales tienen dentro del marco de las noticias, y que dejan de lado la objetividad.

Entre desconcierto y algo de risa, el catedrático recurre a citar al psicoanalista alemán Erich Fromm: “No engañes a nadie, pero tampoco te dejes engañar”. Según evalúa Fuentes, esto es regla de oro para los periodistas, ya que se relaciona directamente con la ética de la profesión en donde se debe hablar con la verdad y transparencia así como trabajar con imparcialidad.

Dentro del plano nacional, el licenciado Mario propone la tolerancia como el combustible para generar una cultura laboral más ética, donde, aunque existan disidencias, se debe respetar y no pretender controlar a los demás. Sostiene que “podemos estar en desacuerdo y tratar de mantener la armonía y diferencia”.

Estos no son temas que competan únicamente a aquellos dentro de la prensa, sino que desde las aulas del Periodismo se pueden trabajar. Fuentes Destarac manifiesta que los catedráticos tienen una responsabilidad al hablar de la ética que consiste básicamente en “asumir la responsabilidad en el ejercicio de la libertad de expresión”.

Para el estudiante, la clave de esa responsabilidad empieza a ejercerse con la investigación dentro de la academia. Fuentes sostiene que la motivación del aprendiz se genera investigando y aunque esto implique dificultades, el laboratorio de ejercicios puede garantizar buenas bases para el estudiante cuando se desempeñe como periodista o comunicador audiovisual.

Tags:
Categorias: