Misión y Visión

Misión

Estudiar, promover y difundir los principios de la Doctrina Social de la Iglesia y el derecho natural como fundamentos de una sociedad en la que el bien común y el desarrollo integral de todas las personas sea una responsabilidad compartida.


Visión 

Que se conozcan y practiquen los principios de la convivencia y la acción social  según la perspectiva de la Doctrina Social de la Iglesia y el derecho natural.

Vemos un mundo en el que las personas se dan cuenta que el amor es capaz de transformar de modo radical las relaciones que los seres humanos tienen entre si y contemplando los vastos horizontes de justicia y desarrollo humano en la verdad y el bien.

 

Principios y Valores

  • Persona Humana: La persona humana es un ser único, inteligente, con voluntad libre y responsable, con destino trascendente y por tanto, tiene una dignidad eminente. En consecuencia, es el origen, centro y fin de toda vida social y económica.

 

  • Primacía de la Persona Humana: Cada persona es lo primero en el orden social, porque los derechos y deberes, el bienestar y el malestar, la felicidad y la desdicha, atañen a cada persona individualmente. De nada serviría una sociedad, teóricamente considerada, en la que cada persona no consiguiera ejercer sus derechos, ni alcanzara el necesario bienestar material y espiritual, ni gozara de la felicidad temporal.

 

  • Sociedad:  Sociedad es la agrupación de personas, constituida para cumplir, mediante la mutua cooperación, todos o algunos de los fines de la vida. La vida en sociedad es una necesidad esencial del hombre.El orden social y su progresivo desarrollo deben en todo momento subordinarse al bien de la persona, ya que el orden real debe someterse al orden personal, y no al contrario.

 

  • Bien Común: El bien común es el conjunto de condiciones de la vida social que posibilita a los miembros de la sociedad su desarrollo.El bien común es el que puede ser participado por todos y cada uno de los miembros de una comunidad humana, y aunque es cuantitativa y cualitativamente diferente del bien personal, no excluye ni lesiona a éste, sino que lo completa y enriquece, hasta el punto que no puede ser bien común lo que va radical e intencionalmente contra el bien personal.Bien personal es el que corresponde a cada uno de los individuos que componen la sociedad y aprovecha a un solo hombre, a título exclusivo y personal.

 

  • Solidaridad:  Solidaridad es la comunidad de intereses y aspiraciones en la que todos los miembros de la sociedad deben estar comprometidos para el logro del bien común.Es sentirnos solidarios de los demás hombres en sus problemas y carencias, en su ignorancia, en su falta de recursos económicos, en su falta de salud, para que nadie sufra soledad e indiferencia, haciendo más amable el camino del hombre en la Tierra.Con este principio “la ética social se opone a todas las formas de individualismo social o político”.

 

  • Subsidiariedad:  Es el principio jerárquico por el que una autoridad superior debe dejar actuar a los subalternos en lo que les compete, ayudarlos para que lo hagan bien y suplirlos si no pueden o no quieren hacerlo.Por su parte, los subalternos deben actuar por sí mismos en lo suyo al máximo, aceptando y aprovechando la ayuda de la autoridad superior, y admitir la suplencia de ésta cuando no quieran o no puedan hacer lo que les corresponde y es requerido para el bien común.El principio de subsidiariedad garantiza un justo y sano equilibrio de las relaciones humanas, en el ejercicio libre de los derechos y deberes sociales. Se apoya en la obligación solidaria de las personas a prestarse subsidio y suplencia.

    Lo que puede hacer la familia no lo hará la escuela y lo que pueda hacer la escuela no lo hará el Estado. Lo que pueda hacer la empresa privada no lo hará la pública; lo que puede hacer el municipio no lo hará la región y lo que pueda hacer la región no lo hará el gobierno central; y así en todos los órdenes de la actividad humana, para que haya tanta sociedad como sea posible y tanto Estado como sea necesario.