Pedir oraciones

Todos podemos rezar por todos. Dios escucha la oración de cada uno si la hacemos con confianza y constancia. En verdad que Él sabe mejor que nosotros lo que necesitamos, pero no nos lo quiere imponer. La oración despierta y alimenta nuestra confianza en la bondad de Dios. Nos hace pedir con sencillez y, a la vez, estar seguros de que Él nos ama y hará lo mejor para nosotros. aunque a veces no coincida con lo que pedimos.

Parte de la tarea de los capellanes es rezar y hacer rezar por todo lo que necesitas. No hace falta ser católico ni practicante para pedir oraciones, porque Dios siempre escucha a quien le pide con rectitud y confianza.

Al celebrar la Eucaristía y en nuestra oración a lo largo del día, pediremos a Dios especialmente por las intenciones que nos digan.

Las peticiones llegan a Fabiola de la Roca, asistente de capellanía, quien hará llegar tu petición al sacerdote que indiques.

 

REZO POR TI

¿Por quién quieres que recemos? por familiares y amigos fallecidos; por las necesidades de las personas que amamos; por las necesidades personales, o del mundo, etc.

Los campos marcados con * son requeridos.