Mi primer entrevista laboral fue en una oficina de arquitectura de nivel internacional

Publicado el : 13/06/2016
Autor: UNIS

DSC_0082

Por Osmin López, estudiante de noveno semestre de la Licenciatura en Arquitectura.

 

Quiero compartir mi experiencia de aplicación a una pasantía profesional en una oficina de Arquitectura en México a cargo del Arquitecto mexicano Fernando Romero. Me gustaría familiarizar a todos resumiendo un poco acerca de quién es Fernando Romero y qué representa su oficina de arquitectura en el contexto internacional del diseño Arquitectónico.

 

Luego de ser aprendiz del reconocido Arquitecto holandés Rem Koolhaas, Fernando Romero abre su oficina de arquitectura en México la cual lleva por nombre Fernando Romero Enterprise, FR-EE. Tras 15 años de trayectoria profesional, ahora cuenta con oficinas en México y Nueva York posicionándose como una empresa global de arquitectura contemporánea en el mundo. Prueba de esto son algunos de sus premios, entre los cuales destacan: Ser Miembro Honorario del American Institute of Architects AIA, su posición en la lista “50 Most Influential Designers” por Fast Co. Magazine y ser nombrado “Global Leader of Tomorrow” en el Foro Económico Mundial 2002.

 

Actualmente, FR-EE trabaja en conjunto con el Arquitecto británico Norman Foster, uno de los Arquitectos más influyentes de nuestra era, en un proyecto de infraestructura de gran escala para la Ciudad de México: El Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, NAICM. Diseñado con la utilización de tecnología de vanguardia, High Tech, muy característica de los proyectos de FR-EE y Norman Foster lo convierten en un aeropuerto adelantado a su tiempo donde una elegante forma homogénea funcionará como primer contacto de México para el mundo.

 

Screen Shot 2016-06-10 at 4.33.00 PM
Fuente: Fernando Romero

 

Mi Experiencia

Mi experiencia inició de la manera más inusual posible, durante el mes de marzo, pues mientras me encontraba sentado en un restaurante esperando a que llevaran mi plato a la mesa, revisé una de mis redes sociales. Entre las publicaciones, encontré una imagen que instantáneamente llamó mi atención: Una perspectiva del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México que llevaba por título “Prácticas Profesionales”. La imagen había sido publicada hacía una semana, por lo que ya tenía siete días de desventaja para enviar mi portafolio y la semana siguiente coincidía con la entrega de proyecto de diseño en la universidad por lo que debía esperar tres días más para tener tiempo libre, realizar mi portafolio y enviarlo.

 

Pensando en que cada día que pasaba sin enviar mi portafolio era un día con menor posibilidad de ser considerado para esta oportunidad, decidí no perder más tiempo y comencé a investigar cómo hacer un portafolio efectivo. Luego de algunas horas leyendo y viendo videotutoriales supe con certeza que el tipo de portafolio que debía realizar debía ser muy corto y conciso: Una Carátula, mi Hoja de Vida, mi participación en tres concursos de diseño y el proyecto que realicé durante un intercambio en Puerto Rico en el 2015. Sin extenderme más de una hoja por proyecto, envié el e-mail alrededor de las 2 de la mañana, sin saber si la convocatoria ya había terminado o no.

 

Pasó el tiempo, entre tantas cosas olvidé ese e-mail que había enviado cuarenta días atrás. Una tarde revisé mi bandeja de entrada y me encontré un mensaje que me sorprendió. El asunto era una respuesta positiva a mi solicitud en FR-EE. Fueron segundos de ansiedad así que decidí leer detenidamente el correo. Me agradecían el interés por formar parte de la familia FR-EE y solicitaban programar una entrevista virtual para principios de Mayo. Mi alegría fue tan grande que tuve que leer el mensaje por lo menos tres veces más para asegurarme de lo que decía.

 

Luego de llamar a mis padres y a mi amigo y asesor de FORHUM el Dr. Omar Maldonado, supe que tenía el apoyo incondicional de mi familia y de la Universidad del Istmo; pues de ser elegido tendré que dejar en pausa mi carrera por un año.

 

El día de la entrevista llegó y como Ley de Murphy, treinta minutos después de la hora acordada aún no tenía noticias de la persona que iba a entrevistarme, no supe realmente si ella estaba retrasada o si yo debía iniciar la entrevista así que decidí llamar a la oficina de FR-EE en México. A los diez minutos, ya estaba siendo entrevistado por una joven arquitecta llamada Libia Castilla, hablamos durante treinta minutos en los que compartimos ideas, métodos de diseño y formas de colaboración grupal, además hizo preguntas relacionadas con mi formación académica, sobre el intercambio académico en Puerto Rico, mi relación con la Universidad, sobre los proyectos de concursos donde he participado. También me preguntó si conocía los proyectos de FR-EE, en donde pude dar puntos de vista positivos y me atreví a sugerir un tratamiento diferente para las fachadas de algunos de sus proyectos.

 

Me preguntó de que manera había conocido a FR-EE y con seguridad pude decir que sigo su trayectoria desde que en alguna ocasión estudié al Arquitecto Rem Koolhaas y descubrí que la recién fallecida Zaha Hadid, Bjarke Ingels, Joshua Prince-Ramus y Fernando Romero compartían algo en común, todos en algún momento de su vida fueron aprendices de este Arquitecto y desde ese momento me he sentido atraído por las propuestas de diseño de cada uno de ellos. Me explicó que las tareas asignadas a los jóvenes practicantes son rotativas, lo que significa que durante unas semanas deberán trabajar en diferentes departamentos del despacho, entre ellos: Modelado de Maquetas, Arte Visual, Presentación, etc.

 

Screen Shot 2016-06-10 at 4.36.20 PM
(De izquierda a derecha) Fernando Romero y Norman Foster, Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, Febrero 2016 Fuente: Fernando Romero

 

Para el proceso de selección fueron cientos de aspirantes alrededor del mundo los que habían enviado su portafolio, no existía límite de edad ni requerimiento mínimo de formación profesional. Yo, un estudiante, había sido seleccionado dentro de los 100 mejores aspirantes y pertenecía al grupo de los afortunados a tener una entrevista, noticia que me sorprendió pues no había considerado el alcance de la oferta laboral que habían publicado. Esta noticia me llena de satisfacción, me anima a seguir esforzándome y a plantearme metas cada vez más grandes. Luego de entrevistar a estos 100 aspirantes FR-EE deberá seleccionar entre 30 y 40 para colaborar con ellos durante 6 meses en su oficina en México. La fecha en que anunciarán a los seccionados será el próximo 24 de junio; desde entonces llevo los días en cuenta regresiva esperando con ansias de recibir un Email con respuesta positiva para partir a México.

De esta experiencia he aprendido que tener una oportunidad laboral no es para nada sencillo, comienzas en un proceso donde debes competir con gran cantidad de aspirantes de diferentes nacionalidades, posiblemente con mayor experiencia que uno. Me atrevo a sugerir que como estudiantes debemos ser proactivos y autodidactas, en el sentido de no acomodarnos con nuestros conocimientos, pues el aprendizaje no se restringe a un horario de clases, estoy seguro que el resultado que obtendremos será convertirnos en profesionales mejor preparados para un mundo laboral.

 

Agradecimientos

  • A mis padres, Santiago y Elizabeth
  • Facultad de Arquitectura y Diseño, Universidad del Istmo
  • Ana María de García
  • Eduardo Escobar
  • Omar Maldonado
  • Miriam de Godoy
  • Andrea Murga

 

 

Categorias: