Venezuela al borde del precipicio

Publicado el : 07/07/2017
Autor: UNIS

por María Olga V. Menaldo

Con el pasar de los días Venezuela se acerca más a la caída del precipicio que a tierra firme. Nicolás Maduro debe tomar las riendas del país de una manera seria o dejar que alguien capacitado las tome; ya no solo se trata de enviar a la cárcel a la mayor cantidad de líderes opositores posible, ahora se trata de que todo un país está sufriendo las consecuencias; los habitantes tienen que hacer colas para tener derecho a las necesidades más básicas, y según estadísticas, se estima que la hambruna ya afecta al 10% de la población. El Gobierno ya manifestó su incompetencia en el poder y en los pocos aspectos que todavía permanecen bajo su control.

Venezuela es un desastre político y económico, lo que también la lleva a ser una calamidad en el ámbito de seguridad; la corrupción y la violencia se han vuelto el pan de cada día de los venezolanos. Maduro cree que seguir con este régimen sin sentido lo va a llevar a algún lugar, pues creo que es momento de que abra los ojos y se dé cuenta que lo único que ha logrado hacer es destruir la economía de un país; de seguir así no solo será la economía lo que veremos destruido.

Si se llegara a dar un golpe de estado, se pondría mucho más en riesgo la vida de los venezolanos opositores, los llamados “colectivos” estarían dispuestos a todo con tal de sanar su molestia. Realmente no creo que dar un golpe de Estado sea la solución adecuada, más creo que Maduro debe de encaminarse poco a poco hacía la democracia, debe dejar que los procesos democráticos ocurran sin su intervención, que los venezolanos tengan la potestad de decidir y él el deber de respetar la decisión tomada. Dar un golpe de estado seria aportar para que el estado de calamidad en el que se encuentran crezca. Llegaría una persona al poder que ha sido perseguido por Estados Unidos por narcotráfico, no creo que eso sea lo que se necesita.

Si el paso a la democracia llegara a darse, estaría todo en manos de los venezolanos opositores. El chavismo en esta época representa una parte un poco débil, con poca fuerza electoral; son fieles pero aun así con poca fuerza. Por otro lado la oposición es electoralmente fuerte, en este momento tal vez están dispersos políticamente pero de dar el “sí” a la democracia les tocaría ser fuertes en el ámbito político y electoral. Tendrían que hacer propuestas de una unión entre los partidos políticos opositores y la sociedad civil.

La comunidad internacional también podría tener un papel importante, podría aumentar las presiones diplomáticas y asimismo dar un nuevo flujo para mejorar la economía del país. La oposición debe de atreverse a hacer propuestas nuevas para demostrar que no son más de la política vieja y que así el pueblo de Venezuela confíe en ellos. Deben tener propuestas para restaurar el orden público y que, si las manifestaciones se siguen dando, sea bajo el ojo de observadores internacionales. Las soluciones deben empezar a ponerse en práctica, si no será muy tarde y Venezuela habrá caído por el precipicio.

 

 

Tags:
Categorias: