En persona y a distancia: la calidad académica, el norte de la UNIS

Publicado el : 06/07/2020

Desde su nacimiento, la Universidad del Istmo (UNIS) se ha destacado por recorrer un sendero que busca mejorar las vidas de los estudiantes. Aunque pueda desarrollarse en un mundo convulso y cambiante, el norte siempre ha sido claro: preservar la calidad académica para formar a profesionales ejemplares. 

Este año, la pandemia de la COVID-19 ha alterado el ritmo de la educación a todo nivel. No solo ha planteado nuevos desafíos para todas las universidades, sino también ha reafirmado el compromiso que la UNIS mantiene a pesar del encierro.

Hace ocho años, esta casa de estudios dio el primer paso para garantizar que, sin importar las circunstancias, pueda ofrecer una excelente entrega académica. Las autoridades universitarias incorporaron en su sistema de enseñanza la plataforma digital BlackBoard, que es utilizada por más de 17 mil escuelas en diferentes países. 

La Lcda. Vanessa Batres, directora de profesores, asegura que la decisión trajo grandes frutos para la comunidad UNIS. Dice que, desde de 2016, cada facultad dispone de un programa de capacitación sobre el uso de BlackBoard y sobre la adquisición de habilidades de docencia en línea. Además, se han impartido alrededor de 20 cursos para enseñar a los profesores a dominar cada vez mejor la enseñanza digital.

“Esto nos permitió que, desde el primer día de confinamiento, el 16 de marzo, la universidad impartiera un 80 por ciento de los cursos de manera totalmente virtual. A partir del lunes 23 de marzo se cubrieron todas las asignaturas”, comenta.

Desde la aparición de BlackBoard, los catedráticos UNIS se han preparado para transmitir su conocimiento dentro o fuera del campus. Una porción considerable incluso cursa programas intensivos de diseño, pedagogía y técnicas en educación en línea según las becas ofrecidas por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y la Fundación Santander. Un 90% de nuestros profesores ha recibido al menos tres de estos cursos y, teniendo en cuenta que el 95% de ellos son profesores de dedicación parcial, ha sido un gran logro. 

La Lcda. Batres explica que alternativas como esta permiten que haya educadores fieles a la innovación y el progreso. Cuenta que, gracias a la dedicación y el apoyo de cada facultad, los profesores fueron capaces de adaptar en “tiempo récord” los programas de sus cursos a una modalidad a distancia.

“Con la ayuda de Vicerrectoría Académica, cada facultad tuvo la capacidad de monitorear y procurar la calidad de la entrega académica a través de las herramientas y procesos que ya usaban, como las evaluaciones docentes, la constante comunicación entre profesores y alumnos, y la utilización del análisis de datos que posee el BlackBoard”, indica.

Para el Dr. José Roberto Hernández, vicerrector académico, es fundamental que la UNIS se eleve sobre el contexto sanitario para continuar con su misión. Menciona que también se trata de una oportunidad pues la institución está lista para seguir con programas virtuales o mixtos después de la emergencia de salud.

“Aunque las circunstancias sean adversas, hay que demostrar que la universidad subsiste en su rol trascendente dentro de la sociedad, ya que dicho papel no está limitado por cuatro paredes”, opina.

Hoy, más de 100 días después del inicio del confinamiento, la UNIS se prepara para iniciar una nueva etapa de su camino: el segundo semestre del ciclo 2020. Para los próximos meses tenemos planeadas más capacitaciones y cursos intensivos con certificaciones internacionales. Será una oportunidad histórica para potenciar los recursos digitales y cumplir la meta cada día.

Tags:
Categorias: