Ilustrando lo invisible

Publicado el : 18/06/2020

La Lcda. Angie de Chavarría dejó a sus alumnos de Diseño Gráfico realizar un ensayo en el que pudieran integrar los conocimientos adquiridos en el curso Redacción avanzada. El resultado fue muy bueno. A continuación, dejamos el ensayo de la alumna de 3er. semestre, María Isabel Escobar, en donde explica la importancia que la ilustración ejerce sobre algún escrito y al final lo comprueba al hablar acerca de la manera en que se ilustró un cuento para niños en donde, de forma conceptual se muestra algo que no tiene forma. 

La ilustración es un arte aplicada que tiene por fin el acompañar y profundizar la información en un escrito (Arteneo, 2015), además tiene un carácter interpretativo y narrativo según el cual se expresa otro contenido que el texto no termina de exponer. En cuanto al formato, un libro puede ser abierto cuántas veces se desee y se pueden contemplar las páginas tanto como sea necesario, además que es una dinámica que se presta al silencio y la reflexión. Otra ventaja del libro es que este habla por toda la superficie: el color, la forma, la tipografía, la composición, etc. Todos son aspectos que comunican visualmente y se disponen para apoyar el concepto central del texto, de esta manera se puede aprender, aunque no se esté hablando. Es importante añadir que la comunicación es una parte fundamental del aprendizaje, por lo que leer un libro abre un diálogo entre el niño y el tutor lo que hace posible el acompañamiento y la aclaración de dudas; todo esto dentro de un espacio seguro y adecuado a la edad. Para abordar temas abstractos o sensibles con primeros lectores es importante contemplar el formato en el que se presenta la información y el impacto que esta tendrá en los niños, tomando todo esto en cuenta, el medio más adecuado para guiar la educación son los libros ilustrados.

Dentro del formato del libro son indispensables las ilustraciones, dentro de estas se destacan dos grandes grupos: las de carácter literal y las conceptuales. Las primeras buscan plasmar realidades pictóricas, por lo que no serían de ayuda cuando se habla de un tema que no posee forma, como es la muerte, en cambio las ilustraciones del segundo grupo son representaciones metafóricas, por lo que representan ideas abstractas y requieren análisis para desvelar su significado (Arteneo, 2015). Cuando se busca hablarle a un niño de algo que no tiene forma es obligatorio recurrir a las ilustraciones conceptuales, tomando en cuenta que también se le deben otorgar las herramientas para interpretarlas, pues no tiene sentido que tenga una imagen que no pueda descifrar. En este punto se da el aprendizaje significativo, que se refiere al momento en que el lector logra descifrar la metáfora e identifica sus elementos. En el caso de los primeros lectores es posible que requieran del apoyo de un adulto para poder generar este aprendizaje, pero no por esta razón se les debe menospreciar su inteligencia colocando imágenes obvias o literales, pues eso iría en contra del objetivo, el cual es dar a entender ideas abstractas con el apoyo de la imaginación.

Los expertos en aprendizaje explican que cuando el niño consigue ligar el texto literal (la palabra escrita) con el texto conceptual (idea abstracta) interviene su imaginación, la cual se activa gracias a la estimulación visual, y le presenta distintos escenarios de los cuales surgen dudas e incertidumbres. Si en este punto se dejara al niño solo crecería con gran cantidad de percepciones equívocas de la realidad, por esto se enfatiza que el aprendizaje debe ser acompañado por un tutor dispuesto a resolver las dudas que se le puedan presentar al niño. Según la edad va a variar el nivel de complejidad de la pregunta, pero también va a ir desarrollándose la comprensión lectora, la capacidad de abstraer conceptos y el funcionamiento del mundo, por lo que poco a poco va buscar mejores fuentes de información. Lo importante en la etapa de primeras lecturas es abrirse a los términos abstractos, enfrentarlos por primera vez, e impregnar una imagen positiva que despierte la curiosidad y dejar un mensaje sano que perdure a lo largo de su vida.

La labor del diseñador no se detiene a nivel de las imágenes que van a acompañar al libro, pues este habla por todas las superficies. Es de suma importancia prestar atención a todos los detalles, como explican Steven Heller y Gail Anderson en el libro Ideas para el diseño gráfico: “El diseño gráfico posee la capacidad de dar órdenes, proponer, educar(…). En resumen, de obligar al espectador a cambiar sus sentimientos y su conducta. Para conseguirlo es necesario mezclar unos ingredientes precisos de palabra e imagen, lo que implica elegir la tipografía más expresiva para que destaque por sí sola o junto a una imagen memorable. Con los elementos adecuados, un cartel, la portada de un libro o un folleto pueden provocar reacción física y emocional. Un poder que no debe ser tomado a la ligera” (2016).

Para ejemplificar esta labor se puede mencionar y recomendar el libro “El pato, la muerte y el tulipán” escrito e ilustrado por el alemán Wolf Erlbruch (Esteban, 2020). Esta narración, a pesar de su tópico principal, es mundialmente reconocida por su ternura. A nivel gráfico la paleta de color es en tonalidades pastel, la tipografía es serif, lo que facilita la lectura, pero también es fina, lo cual favorece al concepto y ambiente del libro, además que dentro de la disposición de elementos se deja mucho espacio, lo cual enfatiza la transparencia y pureza de la narración. 

Por el lado narrativo la muerte se presenta como una amiga que se hace visible ante el pato, pero que siempre se ha encontrado junto a él, pronto entablan una amistad verdadera por medio de juegos y charlas. El pato le enseña a realizar actividades cotidianas que la muerte nunca había experimentado, y ella le resuelve sus dudas acerca de la partida de este mundo, incluso llegan a tratar temas trascendentales como la vida después de la muerte y qué será del mundo cuando el pato muera, todo esto se presentan de forma sencilla, directa y sincera como cuestiones que todos nos preguntamos en algún momento de la vida. Dentro de estas conversaciones que realiza el pato y la muerte, el niño se identifica, empieza a disipar sus inquietudes y generar nuevas ideas que le acercan al entendimiento del tema. Cuando llega la hora del pato, este le pide un abrazo a la muerte, recalcando la amistad y el amor experimentado durante la vida, cuando dejó de respirar ella le sostuvo, le llevó al río y le colocó el tulipán negro que siempre llevaba consigo, en ese momento la muerte experimentó la tristeza por primera vez y luego se alejó de allí. En este último segmento, incluso se puede iniciar una conversación acerca del duelo y lo que sentimos cuando uno de nuestros seres amados muere.

Como en la mayoría de los casos infantiles, el libro de Wolf Erlbruch deja una enseñanza, en este caso particular existen muchas interpretaciones, debido a la naturaleza del tema, pero a nivel general se puede decir que la moraleja es que se debe aceptar el ciclo de la vida y que la conciencia de que la muerte puede llegar en cualquier momento nos invita a disfrutar cada instante de la vida.

Cuando en un libro infantil se van a abordar temas sensibles y abstractos, como puede ser la muerte, es difícil para el diseñador encontrar el acercamiento correcto, por eso es importante tomar en cuenta que el aprendizaje se da a todos los niveles y se capta por todas las superficies del libro, además se debe a tomar en consideración la impresión que se desee dejar en el lector, intentando que esta sea positiva y constructiva, sin dejar de ser honesta ya que es probable que el libro sea el primer contacto del niño con el tema. Como el objetivo es dar paso al diálogo, no servir de fuente de consulta como sería el caso de una enciclopedia o diccionario, la herramienta de expresión más adecuada es la ilustración conceptual.

 

 

Referencias:

Anderson, S. H. (2016). Transmitir un mensaje. El Libro de ideas para el diseño gráfico inspiración de la mano de 50 maestros. España: Transmitir un mensaje. En Libro de ideas para el diseño gráfico inspiración de la mano de 50 maestros.

Arteneo. (8 de abril de 2015). Obtenido de Definición de ilustración y tipos de ilustraciones: https://www.arteneo.com/blog/definicion-de-ilustracion-y-tipos-de-ilustraciones/

Diccionario de la Real Academia Española . (2001). Obtenido de llustración: http://lema.rae.es/drae2001/srv/search?id=4cAkTgSVEDXX2CGGcrZC

Diane E. Papalia y Sally Wendkos Old. (2012). Psicología para bachillerato (pág 5 ).México: Mc Graw Hill.

Esteban, E. (20 de febrero de 2020). Tu cuento favorito. Obtenido de El pato, la muerte y el tulipán. Un cuento para niños sobre la vida y la muerte: https://tucuentofavorito.com/el-pato-la-muerte-y-el-tulipan-un-cuento-para-ninos-sobre-la-vida-y-la-muerte/

Isabel. (15 de junio de 2007). Función de las ilustraciones. Obtenido de Blog Artes Visuales: https://www.blogartesvisuales.net/diseno-grafico/editorial/funcion-de-las-ilustraciones/

José Mª Farré Martí, J. C. (1998-1999). El lenguaje y sus símbolos. . En Psicología del niño y del adolescente. Barcelona, España: Océano Multimedia.

Veneziani, M. (s.f.). Universidad de Palermo. Obtenido de La psicología infantil ilustrada: https://fido.palermo.edu/servicios_dyc/blog/docentes/trabajos/31764_109748.pdf

Tags:
Categorias: