Ing. Gabriel Pensamiento: “Un ingeniero debe aprender a resolver problemas”

Publicado el : 11/09/2020
Autor: UNIS

El Ing. Gabriel Pensamiento estudió Ingeniería Industrial en la Facultad de Ingeniería de la Universidad del Istmo en 2014. En 2019 se graduó como Magna Cum Laude y comenzó a trabajar como consultor de campo en proyectos con Ecofiltro, Denteco y Gourmac. “Poco después (julio 2019) ingresé al programa G0 del IPADE en México, que busca desarrollar futuros profesores que hagan investigación. Tras trabajar un año ahí como asistente académico y en algunos proyectos de consultoría, fui admitido al PhD en Business Analytics & Operations de Katz, la escuela de negocios de la Universidad de Pittsburgh, Pennsylvania. En Katz obtuve una beca completa y trabajo como asistente académico y de investigación, labor que desempeñaré por 5 años en paralelo a mis estudios doctorales”, comenta. El Ing. Pensamiento es un ejemplo de que el trabajo duro y metas altas son receta para el éxito. Hoy en día es  depositario de una de las selectivas becas completas en Katz (solo 9 de 300 postulantes fueron seleccionados) y es el único de América Latina.

Desde sus primeros años en UNIS se ganó la confianza de sus profesores y fue uno de ellos quien lo recomendó para su primer trabajo. “La experiencia que había tenido en mis prácticas universitarias en CODISA, LIZTEX y en Molinos Modernos como parte de InnovaUnis me fueron muy útiles. Además, me beneficié mucho de la cercanía que puedes tener con los profesores en la UNIS para pedir guía y consejo sobre tu desarrollo profesional”, asegura. 

Ahora, el Ing. Pensamiento quiere dedicar su vida a la investigación y a la docencia y ese es el objetivo final de su doctorado en Katz. Fue siendo auxiliar y coordinando el Aula de Ciencias (un programa de clases de refuerzo de la Facultad de Ingeniería) donde descubrió que le apasiona enseñar a otros. Sobre su paso por la UNIS, reflexiona: “creo que lo que más me ha servido a nivel personal es la frase “Saber para Servir”. La llevo en el fondo de mi ser.  Quiero estudiar un doctorado en investigación para poder hacer más, para poder servir mejor. Fue en la UNIS que conocí a mi novia y a muchos amigos, me enriquecí mucho de la vida universitaria; en el club de Ajedrez, en LIVE y luego en Dejando Huella en San Arturo”. Explica también que el período universitario fue decisivo en su vida pues contribuyó a su autodefinición. “Es una etapa que hay que aprovechar para crecer no solo como profesionales, sino como personas”, asegura. 

Para el Ing. Pensamiento, Guatemala es un país lleno de oportunidades para los ingenieros, sobre todo para aquellos que realmente quieren aportar a la sociedad a la vez que aprovechan oportunidades económicas. “Creo que un ingeniero debe aprender a resolver problemas; no volviéndose un apagafuegos o alguien que hace chapuces por salir del paso, sino alguien proactivo, que vaya a la raíz”, explica. Es también esta necesidad de formarse para poder dar mejores soluciones a los problemas que se presentan en nuestra sociedad que decidió continuar con su formación a nivel doctoral para así tener un mayor impacto. “Me motiva la certeza de que el esfuerzo que invierto me ayudará a lograr un mejor futuro, no solo para mí, sino para los demás”, sentencia. 

En cuanto a su deseo de investigar, explica que le gusta mantenerse actualizado y a la vanguardia y que son los investigadores quienes contribuyen a la conversación que moldea el futuro del campo de la ingeniería. “Soy consciente de que son frutos que tardan mucho en madurar, por eso quiero combinarlo con la educación y la consultoría. En Guatemala no valoramos la academia, a veces equiparamos ser profesor con el fracaso profesional…tuve que ir al IPADE y voltear a ver a las universidades de élite en Estados Unidos para darme cuenta que no es así”, comenta. Esto le ha hecho darse cuenta de lo necesario que es tener investigadores formados al más alto nivel en Guatemala. Respecto a la elección de su campo y universidad, explica que eligió una escuela de negocios porque tiene un enfoque más aplicado. Su campo de estudio será Business Analytics & Operations. “El análisis de datos es sumamente importante en los negocios y cada vez lo será más, combinado con conocimientos sólidos de operaciones (sobre todo de optimización, cadenas de suministro y de valor) me dará un conjunto de conocimientos muy valorado por los empresarios”, explica. Respecto a su investigación personal, quiere enfocarse en sostenibilidad y en cómo las empresas pueden usar métodos robustos de análisis de datos para conocer y ampliar su impacto en crear valor social y económico, respetando el medio ambiente y conciliando sus intereses a corto y largo plazo en el proceso. “Sé que en Estados Unidos y México ya se valoran y se buscan estás competencias, espero poder contribuir a que llegue el día en que así sea también en Guatemala”, concluye.

Tags:
Categorias: