Expertos en diagnóstico clínico

Publicado el : 15/05/2019

Para que un proceso terapéutico sea ético y exitoso, se requieren distintos elementos previos a su ejecución. En mi experiencia como estudiante de Psicología Clínica, he aprendido a utilizar varios instrumentos de evaluación dirigidos a pacientes, desde los 7 hasta los 44 años y con diversos motivos de consulta, para elaborar planificaciones organizadas y beneficiosas dentro de la Clínica UNIS. Durante una práctica de interciclo, apoyé a psicólogas del área de Salud Mental con la calificación y la elaboración de informes sobre pruebas proyectivas de dibujo y psicométricas de personalidad. Por otra parte, en un orfanato realicé evaluaciones de aptitudes e intereses vocacionales con alumnas de 4to y 5to Bachillerato.

Más allá de mi experiencia, los practicantes de Psicología y Psicopedagogía de la Universidad del Istmo aprendemos a utilizar el método científico como un procedimiento estandarizado para realizar una investigación completa. Este prosigue de la siguiente forma:

  • Los practicantes hacen observaciones por medio de un Examen del Estado Mental. Estas continúan a lo largo de los procesos de intervención para describir y medir el comportamiento, identificando síntomas o dificultades específicas.
  • Recopilan información por medio de entrevistas realizadas a padres de familia y pacientes. También utilizan evaluaciones formales o informales, que pueden ser proyectivas o psicométricas.
  • Elaboran una hipótesis o propuesta experimental de intervención e investigan acerca de técnicas terapéuticas del enfoque adecuado para el paciente y su motivo de consulta.
  • Comprueban las predicciones de su propuesta experimental inicial, por medio de evaluaciones de progreso o post-test.
  • Por último, interpretan los resultados de la intervención en la elaboración de Informes Ejecutivos presentados a padres de familia y pacientes, donde incluyen sus conclusiones y recomendaciones.

La evaluación psicológica o psicopedagógica consiste en analizar el comportamiento, la personalidad, las habilidades cognitivas u otros dominios en un individuo. Su propósito es determinar precisamente qué está sucediendo en el ámbito psicológico o psicopedagógico de la persona para inhibir su habilidad de sentirse o comportarse de forma más apropiada o constructiva, de ser la mejor versión de sí mismo. Para realizar este proceso de evaluación, tan importante dentro de la investigación elaborada por los estudiantes UNIS, la Clínica de Atención Psicológica y Psicopedagógica de la Universidad del Istmo cuenta con más de 90 pruebas e instrumentos que evalúan la personalidad, el coeficiente intelectual, el desempeño en el ámbito laboral, entre otros.

Cada instrumento es elegido según varias características, como el motivo de consulta, la edad del paciente, los obstáculos, la capacidad verbal, etc. La Clínica UNIS cuenta con pruebas de distintos tipos:

  • Las pruebas de inteligencia, cuyo propósito es medir distintas capacidades cognitivas clasificadas principalmente en áreas como conocimiento adquirido, inteligencia verbal, numérica y razonamiento lógico.
  • Las herramientas de evaluación neurológica, cuyo propósito es estudiar el funcionamiento cerebral para identificar debilidades en áreas o funciones específicas como la memoria y atención.
  • Los procesos de lectura, escritura y matemática también pueden ser evaluados utilizando herramientas que se enfoquen en este tipo de procesos.
  • Las pruebas proyectivas son herramientas utilizadas para evaluar la personalidad, sensación de equilibrio emocional, sentimientos hacia la familia o pareja, ansiedad, temores, entre otros. Estas pruebas se realizan a través del dibujo.
  • Existe un amplio rango de herramientas para la evaluación de la personalidad, divididas en varias dimensiones como preferencias ocupacionales, estabilidad emocional, apertura mental, éxito en la vida profesional,
  • Las pruebas emocionales se dirigen más específicamente a dificultades como depresión, ansiedad, estrés, preocupación social y victimización escolar.
  • A través de la evaluación de inteligencia emocional, se puede identificar la autopercepción del paciente, su ajuste emocional, habilidad interpersonal y dependencia emocional con la pareja.
  • La Clínica UNIS también cuenta con instrumentos para motivos de consulta más específicos como síndromes psiquiátricos en niños y adolescentes (trastornos del espectro autista, por ejemplo), estilos de aprendizaje, hábitos de estudio, intereses vocacionales y demás.

Todos estos instrumentos preparan a los practicantes de la Universidad del Istmo con habilidades del manejo de herramientas de evaluación para elaborar planes y ejecutar procesos terapéuticos éticos. Así se consigue que los procesos se adapten a las necesidades de cada paciente.

Otra experiencia personal como ejemplo de estas prácticas son las evaluaciones realizadas en colegios nacionales para obtener análisis grupales y elaboración de informes que dan un vistazo a la realidad del sistema educativo guatemalteco. A través de estas oportunidades he descubierto una motivación profesional. Mi meta es prepararme para desarrollar proyectos sociales que sean fieles al lema de la Universidad del Istmo («Saber Para Servir») y que hagan una diferencia significativa por medio de programas replicables de apoyo estudiantil y motivación del personal académico en escuelas y colegios.

El sentimiento de pertenencia y satisfacción que proveen estas visitas y las intervenciones clínicas es incomparable, y tengo la intención de seguir persiguiendo esta felicidad profesional tras graduarme de la UNIS.

 

FACEBOOK:

Las prácticas en la Clínica UNIS permiten que el estudiante aplique la teoría, intervenga en casos reales y marque una diferencia en la sociedad guatemalteca.

Tags:
Categorias: