Testimonio Lcda. Carmen María Mérida

XII Promoción de la Facultad de Derecho

En el año 2013 inicié la carrera de Derecho en la Universidad del Istmo con muchas expectativas y, como es normal, con dudas de qué esperar de la carrera: si me iba a gustar, si tendría futuro en mi profesión y si algún día iba a tener un trabajo ejerciendo como abogada y notaria. 

Esas dudas y temores se disiparon conforme avancé en mi carrera, pues ya no era solamente una profesión cualquiera, era mi carrera y aquello que me apasionaba. Veía cada vez más oportunidades y crecimiento tanto profesional como personal, como lo fue participar en el Concurso Interamericano de Derechos Humanos en American University Washington College of Law en Washington, D.C.; realizar mis prácticas profesionales con el Juez Miguel Ángel Gálvez; ser voluntaria para la New York State Bar Association en su sesión en Antigua Guatemala, y ser parte de proyectos de solidaridad, llevando el nombre de la UNIS, de nuestra Facultad de Derecho y nuestro lema “Saber para servir” a otros lugares y a distintas personas.

En mi camino también tuve la dicha de tener catedráticos que marcaron una huella, no solo por ser reconocidos profesionales, sino por ser personas íntegras, éticas y que buscan incansablemente la justicia y el bien común. Nos alentaban, con sus enseñanzas y experiencias, a marcar nuestro camino, no solo para ser buenos profesionales, sino principalmente para ser buenas personas; enseñanzas que permanecerán a lo largo de mi vida.

Esas oportunidades y enseñanzas me llevaron a graduarme cum laude y con un trabajo como abogada senior en Deloitte Legal, firma en la que hice mis últimas prácticas profesionales de la carrera y en la que sigo trabajando actualmente.

Hoy, en retrospectiva, estoy completamente segura de que mi mejor decisión fue seguir la carrera de Derecho, y más aún haber elegido a la Universidad del Istmo para que fuera mi casa de estudios, mi alma mater.

Lcda. Carmen Mérida

 

Para leer más testimonios, haz clic aquí.