Testimonio Lcda. Cristina Aparicio

I Promoción de la Facultad de Derecho

Pertenecer a la primera promoción de la Facultad de Derecho (FDER) de la Universidad del Istmo (UNIS) fue una experiencia única. ¡Todo era nuevo y emocionante! No teníamos experiencia y tampoco historias de estudiantes mayores que nos contaran cómo era cada curso. Fuimos los pioneros y abrimos camino; eso sí, tuvimos una Facultad muy cercana y accesible, características que siempre he apreciado de la UNIS.

Cada inicio de año, la Universidad crecía a nuestro lado con nuevos edificios y ofertas académicas. Ahora que veo el campus de Fraijanes, me impresiona cómo ha crecido la UNIS en poco tiempo y no imagino lo mucho que se desarrollará en el futuro próximo.

De mi carrera destaco las prácticas profesionales, pasando desde los Registros Civil, Mercantil y de la Propiedad hasta Tribunales y Bufetes. Además de dichas prácticas y las clases teóricas, mis amigas y yo valoramos mucho los cursos de Formación Humanística (FORHUM). Nos retaban a aprender sobre otras cosas: literatura, filosofía, historia; nos dio una cultura general que nos hizo vivir la experiencia universitaria de manera integral. Por otro lado, los proyectos de solidaridad tan icónicos de la UNIS nos permitieron hacer vida aquello que aprendimos en las aulas, aplicando así el lema Saber para Servir.

Actualmente me dedico a la asesoría de proyectos educativos y de desarrollo. Hace un año volví a las aulas de la UNIS, esta vez en la UNIS Business School. Estoy iniciando el segundo año del Máster Ejecutivo en Administración de Empresas y desde ya estoy disfrutando mucho la experiencia.

Cristina Aparicio 

 

Para leer más testimonios, haz clic aquí.