Arquitectura y Diseño: Dos pasiones que crean ambientes

Publicado el : 16/03/2020

La lectura constante alimenta el conocimiento, pero el aprendizaje a través  de la práctica es esencial en la formación. Así que, para enriquecer a los estudiantes, la Facultad de Arquitectura y Diseño (FARQ), de la Universidad del Istmo (UNIS), invitó a la Arq. María de la Fuente y a la Lcda. Daniella Murga, ambas exitosas profesionales en el diseño de interiores, para que compartieran sus experiencias con los estudiantes de Diseño de Ambientes (DIA) en un conversatorio.

Boston fue la ciudad en donde la Arq. De la Fuente pulió su pasión por el diseño, terminó sus estudios y tomó el reto de mudarse a la ciudad que nunca duerme, Nueva York. Allí trabajó en una firma de arquitectura. Un par de años más tarde se mudó a Madrid, donde pudo soñar sin un límite de presupuesto, pues su cliente era una familia de Arabia Saudita.  Luego regresó a su país natal Guatemala, donde, tras obtener toda la experiencia en esta rama fundó su propia empresa.  

Lo que caracteriza el estilo de la arquitecta es que combina un estilo moderno con piezas históricas. “El ambiente dura más a los ojos del cliente si hay elementos modernos y vintage”, mencionó. Además, dijo que se debe de identificar cómo decorar cada ambiente, ya que usualmente para oficinas funciona muy bien lo minimalista porque transmite paz; pero para los hogares representa una atmósfera fría. 

La Lcda. Daniella Murga también compartió su expertise y dijo: “Hay que estar abierto a agarrar lo que la vida te dé.”  Este es su lema, el cual nació en su primera experiencia con los textiles. El Hotel Santo Domingo fue quien la llevó a descubrir este mundo, al nombrarla diseñadora de esta empresa. Se convirtió en pionera en esta rama, pues aprendió qué hilo era el adecuado y cuál era la mejor forma para plasmar sus diseños en el telar. 

Isabella Lemus es estudiante de segundo año en Diseño de Ambientes y participante en el conversatorio, en donde mencionó que ambos testimonios la inspiraron a investigar y practicar más en su tiempo libre. “Me gustó porque aprendí sobre dos diferentes formas de trabajar,” dijo. Otro aspecto que mencionaron las expertas que marcó a Isabella, fue la importancia de realizar un trabajo bien hecho, pues la reputación también está en juego. “Jamás se debe de quedar mal con un cliente, aunque pierdan dinero.” Esta fue la voz de la experiencia de la Arq. de la Fuente. 

Tanto la Arq. María como la Lcda. Murga hablaron sobre lo importante que es tener conocimiento en historia del arte. “El arte es algo que uno debe de explotar,” subrayó la arquitecta. Ambas motivaron a los estudiantes a que indaguen en el arte guatemalteco, que aprecien a los artistas locales. De esta forma pueden contribuir a crear un mundo en cada uno de los diseños o planos que uno hace.

La Lcda. Celeste Santiago, Directora de la Licenciatura en Diseño de Ambientes, explica la razón de estos conversatorios: “El propósito es que los estudiantes tengan contacto con profesionales activos para que se puedan enriquecer e inspirar.” La práctica es importante para la formación profesional, es por eso que el programa educativo de la facultad exige a los estudiantes 460 horas de prácticas. 

Tags:
Categorias: