Daniel Mansilla: estudiante y empresario

Publicado el : 06/11/2018

Daniel Mansilla, estudiante de Ingeniería Comercial en la Universidad del Istmo (UNIS) cursa su primer año de carrera, sin embargo, además de asistir a sus clases, también dirige su propia empresa de carne seca.

    Según cuenta Daniel, quien actualmente tiene 18 años de edad, desde muy pequeño nació su interés por los negocios, pues le gustaba ayudar a su padre a vender productos y a conocer más sobre la dinámica de las empresas. Hoy, este joven estudiante es el Director Comercial de la empresa CIBUM, mejor conocida por su marca comercial “Mister Beef”, en la que produce y distribuye carne seca en más de treinta puntos de venta en Guatemala.

    “La visión es que la empresa no solo se dedique a la carne seca, sino que en un futuro sea también de distintos productos cárnicos pero que vayan en el enfoque de una alimentación saludable”, explica Daniel, quien además expresó su interés por promover en el país el consumo de carne seca como un snack saludable.

    La idea comenzó desde que Daniel tenía 14 años, pues él y su familia siempre han tenido la costumbre de comer carne seca pero se les dificultaba encontrar algún lugar que la vendiera aquí en Guatemala. Y así fue como comenzaron a importar carne seca para su propio consumo pero, años después, esta iniciativa tomaría la forma de un negocio con una visión más amplia.

    Durante la fase de planificación, el mentor de este emprendedor fue su padre, quien lo acompañó al inicio del proceso y al momento de poner en marcha el negocio. Actualmente, la empresa de Daniel lleva a cabo la producción de la carne seca de manera local, pero siempre con la idea de lograr que la distribución pueda expandirse por toda Centro América y, a largo plazo, en todo el mundo.

    “Mi puesto como Director Comercial va muy de la mano con mi carrera, pues los cursos que llevo me han servido para mi trabajo de ventas, mercadeo, contrataciones, monitoreo del rendimiento y la planeación”, asegura el joven empresario.

    “Me ayuda muchísimo estar en las clases, porque la Ingeniería Comercial va dirigida a las ventas y también a toda la parte administrativa que debo manejar en el negocio”, cuenta Daniel. Además, afirma que aunque llevar las clases junto con las exigencias del negocio pueda ser difícil, realmente solo requiere organización y muchas ganas de realizar tus proyectos.

Tags:
Categorias: