“De periodista a líder local de logística y exportación”: Lic. Pietro Cipriani

Publicado el : 07/01/2021
Autor: UNIS

Me gradué de la carrera de Comunicación y Periodismo en 2017. Antes de finalizar la carrera, en diciembre de 2015, se me ofreció la oportunidad de ser presentador de noticias en Canal Antigua. La coyuntura nacional de aquella época era la mejor para ser parte de los medios de comunicación. Las manifestaciones en la plaza de unos meses atrás (en 2015) habían hecho renunciar a un binomio presidencial y la conmoción que provocó a toda Guatemala se tradujo instantáneamente en un interés generalizado por estar enterado de la situación política del país. Pude cumplir mi sueño en el lo que yo califico hoy como el mejor momento.

Posteriormente, año y medio después, decidí desarrollarme en el campo de la comunicación corporativa. Desarrollar y ejecutar herramientas y campañas de comunicación para las diferentes necesidades y etapas de una empresa me hizo redescubrir mi profesión. Pude desarrollarme en un campo de aplicación de la comunicación totalmente diferente y apasionante. Manejo de crisis, comunicación interna, reputación e identidad corporativa, pero también sostenibilidad y transparencia, derechos humanos, due dilingence, productividad, campos en los que nunca había pensado que un periodista tenía cabida. 

Tanta pasión me entretuvo durante 3 años hasta que, gracias a los objetivos alcanzados, se presentó una oportunidad de crecimiento dentro de la empresa. Excelentes noticias de no ser porque tendría que dejar la carrera que tanta satisfacción me había hecho alcanzar: me proponían ser el líder local de un proyecto de exportación para el productor más importante de banano del país que se proponía penetrar el mercado europeo. De periodista a líder local de logística y exportación. Hoy ya es un logro, pero cuando me fue propuesto podía parecer un mal chiste. 

Llegué a debutar al mundo de la exportación y la logística en medio de un año como solo pudo haber sido este 2020: una pandemia que paralizó al mundo, el colapso de los mercados internacionales, cantidad histórica de huracanes y depresiones tropicales en Centroamérica. Sin duda, no pudo haber un año más especial para aprender y trajo las mejores lecciones. Se convirtió en la mejor aventura profesional nunca antes experimentada. 

Hoy puedo decir que mi profesión juega un papel clave en mi día a día y me deja una lección importante: la comunicación como disciplina transversal está obligada a generar valor dentro de las corporaciones para alcanzar los objetivos. El comunicador tiene mucho valor para proponer y debe aventurarse a incursionar en los ámbitos más variados de la vida profesional. Todo el trabajo que hago tiene trazas del comunicador que soy. Tengo una preocupación nata por asegurar que todos en el equipo de trabajo entiendan lo que estamos haciendo y no ejecuten ordenes sin sentido, por asegurar en todo momento la mejor experiencia de usuario para mis clientes y compañeros, por siempre mejorar lo que estamos haciendo.

Estoy seguro que lo poco que he logrado alcanzar hoy ha sido gracias a las bases tan sólidas de mi formación profesional en la UNIS y sobre todo por la pasión tan grande que logré desarrollar por mi carrera y mis diferentes proyectos durante mis años universitarios. Lo más importante para un periodista es descubrir el campo que realmente lo apasione y que nunca pierda de vista que la razón de ser de su trabajo es su público objetivo, sea cual sea el ámbito en el que se desarrolle. Verme como un profesional que puede agregar valor y que tiene mucho para proponer ha sido lo que me ha permitido dar la milla extra en los proyectos en los que he tenido la oportunidad de participar. Día a día me inspira encontrar nuevos proyectos en los que el periodista puede generar propuestas de valor para alcanzar los objetivos conjuntos. Estoy seguro que no hemos descubierto todos los campos de aplicación de esta carrera tan noble e importante.  

Tags:
Categorias: