Lcda. Jessica Pérez: La búsqueda de trascendencia como la clave de su éxito

Publicado el : 07/08/2020
Autor: UNIS

La Lcda. Jessica Pérez estudió Administración de Empresas con especialidad en Negocios Internacionales en la Universidad del Istmo (UNIS). Ahí descubrió su gusto por las finanzas. Para continuar su formación estudió un Posgrado en Derecho Corporativo y Tributario también en UNIS  y más adelante una Maestría en Finanzas Avanzadas en la Universidad del Valle. “Elegí la especialidad de Negocios Internacionales porque quería trabajar en una empresa multinacional que me diera la oportunidad, así como lo ha hecho Colgate Palmolive, de salir del país y conocer cómo se manejan otras subsidiarias en el mundo”, explica. 

Su trayectoria profesional inició en Colgate, donde ha crecido y se ha desarrollado: “Ingresé a Colgate Palmolive en el 2013, como Asistente de Contabilidad para Guatemala y Costa Rica, y en el 2014 tuve a mi cargo la Contabilidad e Impuestos de Nicaragua. Al siguiente año me trasladé al Departamento de Planeación Financiera para Centroamérica dando soporte al equipo de Mercadeo, monitoreando y asegurando la rentabilidad de las marcas de productos nuevos para las categorías de Cuidado del Hogar (2015), Cuidado Personal (2017) y Cuidado Oral (2018)”, nos cuenta. Ha podido demostrar su valía en cada uno de estos puestos y es por ello que actualmente ostenta el cargo de Analista Financiera Senior para Guatemala. Es la encargada de proveer dirección financiera al equipo de ventas para alcanzar rentabilidad en las inversiones a clientes. “Al mismo tiempo he participado en Auditorías Corporativas en Praga, Polonia, Phoenix, Cono Sur y próximamente en África”, explica. 

La Lcda. Pérez nos cuenta que disfrutó mucho sus años universitarios, “Sin duda la UNIS siempre se ha caracterizado por dar una educación personalizada ayudando a potencializar nuestras habilidades gerenciales. Fui Presidenta de SEUNIS y auxiliar de la mayoría de clases financieras, lo que me ayudó a reforzar mis habilidades técnicas”, asegura. Como alumna, supo aprovechar todas las oportunidades añadidas que se ofrecieron en la Universidad. “Lo que más me ha servido fueron las clases financieras, de ética y formación humanística”, nos dice. 

Para ella, la ética es un valor insustituible, especialmente para un empresario. Además, cree que es importante aprender a tener un buen balance entre vida personal y trabajo profesional. “La frase que me motiva todos los días es una de San Josemaría Escrivá: ‘Hacedlo todo por Amor, así no hay cosas pequeñas, todo es grande. La perseverancia en las cosas pequeñas por Amor es heroísmo’ (Camino, 813). Creo firmemente que el trabajo es un medio para santificarnos y, al ponerle un sentido sobrenatural, me motiva a hacer un trabajo bien hecho”, comenta. 

En medio de esta crisis, la Lcda. Pérez considera que los futuros empresarios deben tener presente que lo único seguro es el cambio y que la habilidad más importante es la adaptación. “Las oportunidades se irán presentando”, asegura. En cuanto a la carrera, considera que es cada vez más demandada y que el medio busca emprendedores o intraemprendedores. “Hay todavía tantos desafíos que se tienen en el mundo y, sin duda, un Administrador de Empresas con una amplia gama en donde especializarse siempre podrá aportar en cualquier lugar donde se encuentre”, asegura.

Tags:
Categorias: