¿Es necesario arreglarse si nadie me ve?: Tips para vestir en tiempos de home office y home school

Publicado el : 31/03/2020

Tomarte un tiempo para arreglarte cada mañana para trabajar o recibir clases desde tu hogar te ayuda a tener un mayor desempeño en tus actividades, mejora tu productividad y estado de ánimo y te hace ser una persona más activa.  Esto lo explica la Profesora Karen J. en su libro “Mind what you wear” donde muestra varios estudios de cómo lo que eliges ponerte cada mañana influye en los demás y en ti. 

Esto no quiere decir que debas andar en tacones y faldas (en el caso de las mujeres), corbata, trajes sastre (en el caso de los hombres) o con el uniforme que normalmente utilizas. Sin embargo, tener una rutina de cuidado: bañarte, hidratar y humectar tu piel, peinarte y, para las mujeres, si desean un maquillaje liviano, definitivamente harán la diferencia en tu día. 

¡Recuerda!: evita pasar todos los días en pijamas, ropa deportiva sin hacer deporte, ropa en mal estado o sucia. Utilizar todo el tiempo este tipo de prendas te hará sentir sin ganas de trabajar, estudiar y hacer tareas. 

Opta por ropa cómoda pero lo más cercano a lo que utilizarías en tu día a día para ir a trabajar o la universidad.  Ahora bien, si te toca hacer una presentación en línea toma en cuenta utilizar un buen jersey, blusa o camisa (casual), pero en buen estado y de un color que te guste. 

Finalmente ¡usa color! En medio de esta situación compleja y de pasar semanas enteras en casa tras un ordenador, es necesario estimular nuestros sentidos y que mejor que estimular nuestra vista con los colores que utilizamos en la ropa.  

Colores como el celeste, azul claro, verde claro, rosa, lavanda, turquesa suave y blanco aportan calma, tranquilidad, limpieza y buen ánimo. Por otro lado, si deseas más energía, opta por amarillo, rojo, naranja, fucsia, azul brillante, verde esmeralda transmiten optimismo, energía, frescura y alegría. 

Te deseo mucho ánimo y ¡suerte con el estudio o trabajo desde casa!

Tags:
Categorias: