Estudiante de Diseño de Ambientes nutre su emprendimiento con su formación en la UNIS

Publicado el : 28/04/2021

Desde niña, en Pamela Herrera nació el interés por desarrollar su creatividad en diversas áreas. Actualmente, estudia el cuarto año de la licenciatura en Diseño de Ambientes en la Universidad del Istmo (UNIS), una de las carreras que ofrece la Facultad de Arquitectura y Diseño (FARQ), y de la mano con sus estudios esta alumna también trabaja en su propio emprendimiento.

En respuesta a su vocación creativa, en 2017, Pamela se aventuró a emprender junto a su socio Joaquín Olivares. Así fue como nació Olivares Ovalle Design Studio: “Nuestros objetos son piezas únicas en los cuales utilizamos materiales con los que podemos experimentar en formas y acabados con la finalidad de poder dar un toque especial al ambiente donde se utilicen”, explican en su blog. Meses después, Pamela decidió iniciar sus estudios en la UNIS para obtener nuevos conocimientos y una formación integral que le permitieran desempeñarse aún mejor en el campo del diseño.

“En la universidad he conocido a catedráticos admirables que han sido parte de la motivación que he tenido para seguir creando pues he aprendido bastante de ellos y al ver lo que ellos han logrado son una inspiración para mí”, resalta la alumna. Además, cuenta que cursos como Gestión del Diseño de Producto la han ayudado a experimentar con nuevos materiales para los productos de su emprendimiento. “En ese mismo curso también aprendimos qué es una familia de objetos y cómo crearla. Me encantó conocer eso”, indica.

Pamela también cuenta que, gracias a su formación en la UNIS, aprendió que cada idea de diseño necesita tener un concepto como punto de partida. “Algo que aprendí en la U y que aplico cada vez que quiero hacer algo es que todo tenga un concepto. Eso lo aprendí en la clase de Diseño de Ambientes desde primer año y aplica a todos los proyectos. Sin un concepto el proyecto no tiene rumbo”, explica la emprendedora sobre esta lección fundamental que la UNIS le dejó.

Por otro lado, más allá del salón de clases, a través de las prácticas profesionales que hizo con la UNIS, en estudios como Piegatto y Studio K, pudo aplicar su conocimiento teórico y diversificar su aprendizaje. “Con Piegatto aprendí a trabajar en equipo y saber atender a los clientes, pues nos tenemos que adaptar a sus necesidades. En Studio K, pude conocer más sobre planos y nuevos productos, materiales y proveedores”, dice Pamela, y resalta que las prácticas son esenciales porque “ahí uno aprende que todos los días es un reto nuevo”, enseñanza que fue útil al momento de iniciar su propio estudio.

A pesar de los retos que conlleva, Pamela invita a más jóvenes a emprender y, para aquellos interesados en el diseño de ambientes, les recomienda la formación que recibe en la UNIS. “Esta carrera abre la mente y el campo a diversas opciones, no solo se enfoca en interiores, sino también en otros espacios como residencias, oficinas, exteriores, eventos. Hay de todo, uno puede hacer lo que más le guste”, enfatiza la alumna.

Tags:
Categorias: