Hermanos y futuros Ingenieros comerciales UNIS emprenden restaurante familiar

Publicado el : 26/04/2021

La Facultad de Ingeniería de la Universidad del Istmo cuenta con la carrera de Ingeniería Comercial, en la cual prepara a sus alumnos a desarrollar proyectos de negocios rentables, solucionando problemas con una visión estratégica y de largo plazo. Dos de sus estudiantes, Rodolfo y Alejandro Arrivillaga Castro, quienes son hermanos, desarrollaron una idea de negocio y esta carrera les permitió tener las bases para poder hacer realidad su empresa. Se trata del restaurante Mandarina Bistro, ubicado en Deco City y abrió sus puertas para compartir platillos deliciosos y transmitir positivismo a todas las personas que entren a ese lugar. Ahora los hermanos son fundadores y propietarios de su propio emprendimiento.

Desde el área operativa, costos, inventarios, mercadeo y hasta el manejo con los clientes, es el trabajo que ambos realizan en el restaurante. Todo esto lo han aprendido en su carrera, ya que Ingeniera Comercial le brinda las herramientas necesarias para que puedan dirigir a nivel de alta gerencia y de consultoría. Dentro de la empresa cada uno tiene diferentes roles. Rodolfo se encarga del área administrativa y de finanzas. Mientras que Alejandro está a cargo del área operativa, como realizar las compras y la relación con los empleados. “La carrera de Ingeniería Comercial me ha ayudado a tener una estructura y ser organizado dentro de la compañía. La forma de cómo desenvolverse delante de los clientes lo he aprendido en la clase de composición retórica y ahora me encanta tratar a las personas que llegan. Quiero brindarles una experiencia inolvidable para que quieran regresar”, comentó Alejandro.

Rincones y espacios del restaurante Mandarina Bistro

La idea de colocar un negocio familiar surgió en el primer año de universidad, ya que ambos querían emprender un café. Ingeniería Comercial les permite a sus estudiantes emprender nuevos negocios y diseñar estrategias con visión sostenible. Por lo que esta idea se transformó en crear un restaurante, gracias a una oportunidad de un viaje que realizaron juntos y empezaron a comprar el equipo. Poco a poco se fue convirtiendo en realidad lo que empezó como una idea de negocio. Meses después, en noviembre de 2019, abrieron por primera vez sus puertas al público.  

La fusión de la experiencia que brindan los catedráticos y todo lo que han aprendido en las clases, les ha ayudado a poder lograr este negocio sostenible, por ello es que su opción de estudio siempre fue la UNIS. “Seleccioné esta carrera porque después de leer varios programas de diferentes universidades, la UNIS fue el más completo y el que más me gustó. Además, tiene un gran prestigio y un excelente nivel académico. Incluso en las instalaciones me hacen sentir en un ambiente agradable”, comentó Alejandro. Por su parte, Rodolfo comentó: “quería estudiar alguna ingeniería y me gustó que la UNIS ofrece flexibilidad en los horarios, ya que a partir del tercer año uno puede trabajar en el día y poder estudiar en la noche, lo cual me ayudaría con el negocio. Además, brinda la oportunidad de realizar prácticas en grandes empresas desde los primeros años de la carrera”.

Parte del menú que ofrecen en Mandarina Bistro. Desde desayunos hasta cenas y tardes de café.

El concepto de Mandarina Bistro nació con la ayuda de toda su familia. Querían que fuera un espacio que transmita un ambiente de positivismo, amigable y familiar en cada rincón del restaurante y lograron transmitir su concepto desde el diseño hasta en la comida. En sus paredes se encuentran frases motivadoras y cada platillo del menú tiene el nombre inspirado en virtudes como: “Soy fuerte” o “Soy especial”, para poder inspirar a los clientes. Además, su variedad de platillos es bastante extensa para todo tipo de gustos, desde desayunos hasta una cena en familia y amigos. Lo que resalta de su menú es que son platillos gourmet con ingredientes de primera calidad y frescos. Incluso, un estudiante de la carrera de Gastronomía de la UNIS los apoyó en la estructura en el área de cocina y en el montaje de los platillos.

En febrero de este año, participaron en el Festival Gastronómico. El objetivo de este evento era poder potencializar los restaurantes de Deco City y que las personas disfrutaran actividades al aire libre como música en vivo y una granja interactiva. También ofrecieron distintas opciones de comida y bebida para satisfacer todos los gustos. Fue una experiencia muy bonita porque en este evento pudimos mostrar la diferenciación de lo que nuestro restaurante puede ofrecer a los demás”, comentó Rodolfo.  

Alejandro y Rodolfo trabajando en el Festival Gastronómico

La Facultad de Ingeniería está comprometida con la formación de los futuros ingenieros con una preparación académica de primer orden a nivel mundial. Esta calidad académica permite que sus estudiantes y egresados lideren equipos multidisciplinarios tanto en dirección como en desarrollo y gestión de proyectos, transformándolos en destacados profesionales que actúan con criterios éticos, responsabilidad social y decisión de servicio. Además, les brinda las herramientas a lo largo de su carrera para que los alumnos puedan emprender nuevos negocios y diseñar estrategias con visión sostenible como es el caso de los futuros ingenieros Rodolfo y Alejandro. 

Tags:
Categorias: