Lcda. Carolina Chacón: Exigencia, excelencia y calidad humana

Publicado el : 10/12/2020
Autor: UNIS

Crecer en una familia de abogados, su gusto por la lectura y su afán por mantenerse informada fueron factores clave para que la Lcda. Carolina Chacón encontrara su pasión y vocación en el Derecho. 

Hoy en día se especializa en derecho civil y mercantil. Cuenta con una maestría en Gobierno y Cultura de las Organizaciones, por la Universidad del Istmo (UNIS), en colaboración con la Universidad de Navarra en España. Comparte sus conocimientos como catedrática y coordinadora de investigación de la Facultad de Derecho (FDER).

La Lcda. Chacón comenzó su carrera de docencia hace veinte años. La experiencia que obtuvo luego de impartir sus primeras clases fue retadora, lo que la impulsó a encontrar en los salones una oportunidad para tratar y formar a nuevos profesionales. 

“Les doy clases desde primer año y los dejo hasta que entregan su tesis. Siento que los conozco y es muy satisfactorio ver cómo se desarrollan y llegan a ser exitosos en la profesión”, expresa.

En sus clases, la Lcda. Chacón tiene un objetivo claro: lograr que sus alumnos se lleven la pasión por los temas. Aunque considera que la parte académica es fundamental, también se esfuerza por insistir el carácter humano de la carrera y en motivarlos a no cerrarse ante ninguna área del derecho.

“Ver a los alumnos desarrollarse luego de recibirlos en su primer día de clases es impresionante. Me llena de orgullo cuando participan en competencias y haberlos ayudado y formado es la mayor satisfacción que se puede alcanzar como docente”, explica.

Desde el otro lado del salón

Ana Lucía Chávez fue una de sus alumnas. Según recuerda, la Lcda. Chacón fue quien le impartió su primera clase en la universidad. Desde entonces la describe como una persona noble, dispuesta a apoyar a sus estudiantes en el área académica, profesional y personal.

“Se puede aprender mucho de ella, y en lo personal agradezco que me animó siempre a salir de mi zona de confort, como cuando me llamó para que participara en la competencia Jessup”, comenta Ana Lucía.

Considera que, como profesora, es demandante y exigente, pues espera no menos que la excelencia en los trabajos. Agrega que es paciente y dedicada, por lo que ninguno de sus alumnos se sentirá solo. 

“Estuvo en el primer día de mi carrera, estuvo también en el último y sigue estando incondicionalmente cuando la necesito. Es alguien que da la milla extra y que dejó una huella en mí”, comparte.

Tags:
Categorias: