Lcda. Gladys Ramírez: “No solo hacemos nuestro trabajo, sino cambiamos la vida de las demás personas”

Publicado el : 01/06/2021

Para la licenciada en Psicología Clínica Gladys Ramírez, su vocación por esta carrera inició en la secundaria con la ilusión de ayudar a las demás personas a llevar vidas más plenas. Luego de evaluar sus opciones, decidió seguir su sueño en la Facultad de Humanidades (FHUM) de la Universidad del Istmo (UNIS). “En mi vida acudí a una psicóloga que me ayudó mucho y, así como ella lo hizo por mí, yo quería poder ayudar a otras personas a través de esta carrera. No solo hacemos nuestro trabajo, sino cambiamos la vida de las demás personas”, resalta la Lcda. Ramírez, ejemplo del lema “Saber para servir”.

A lo largo de la carrera, la Lcda. Ramírez descubrió que su enfoque de trabajo estaba en la atención a niños. Actualmente, trabaja como psicóloga clínica en el colegio Liceo Cristiano Bilingüe “Manantial de Vida”, ubicado en Morales, Izabal, lugar de donde ella es originaria. “Yo me encargo de que los alumnos de primer ingreso sean evaluados y detectar si hay algún área en la que necesitan apoyo o refuerzo para poder ingresar al colegio. Realizo los informes de primer ingreso y sobre todo trabajo con los más pequeños, desde prekínder hasta tercero primaria”, explica la profesional egresada en 2020.

Su trabajo también se ha extendido a la atención personalizada de pacientes. “Por las tardes, yo tenía una clínica con una de mis excompañeras de la universidad, que se graduó de Psicopedagogía Clínica”, cuenta la Lcda. Ramírez. Sin embargo, con la llegada de la pandemia decidieron poner en pausa ese proyecto y adaptarse a nuevas modalidades de atención. “Yo me trasladé a dar terapias en línea de forma independiente y también tutorías, donde puedo aplicar estrategias de clínica que aprendí en la carrera”, añade.

Además, la Lcda. Ramírez destaca la importancia de cursos como Matemática Financiera y Emprendimiento para desempeñar su labor. “Ese conocimiento me sirvió mucho al momento de poner la clínica. Desde ese entonces nació la idea con mi compañera, que es de Río Dulce. Creo que eso hace diferente a la UNIS, que no solo nos enseñan teoría de la carrera como tal, sino que nos motivan a emprender y diversificarnos. Son conocimientos que a la hora de enfrentar la realidad nos damos cuenta de que son necesarios”, asegura.

En su formación y desarrollo como psicóloga clínica, la Lcda. Ramírez asegura que fue fundamental la experiencia que tuvo en las prácticas profesionales realizadas con la UNIS. “Atendimos pacientes desde primer año. Yo pude atender niños, adolescentes, adultos y adultos mayores. Al final, me gustó mucho más trabajar con niños y con ese enfoque fui descubriendo y desarrollando otras habilidades más específicas, siempre con el acompañamiento que nos daban los encargados de prácticas”, recuerda esta alumni.

Asimismo, la base teórica es indispensable en su labor actual: “Ahora aplico lo que aprendí en clase: métodos y técnicas psicométricas, psicología de la personalidad para realizar entrevistas o cómo hacer una intervención. Ninguna clase fue en vano”, afirma. A futuro, la Lcda. Ramírez espera crear conciencia sobre la salud mental y la educación emocional en Izabal y extender su servicio de atención clínica a más departamentos del país.

Tags:
Categorias: