Psicología Industrial: Mitos, verdades y por qué estudiarla

Publicado el : 11/05/2021

¿Solo son reclutadores? ¿Cuál es el futuro de los psicólogos industriales? ¿En qué se diferencia con otras ramas de la psicología?

El Lic. Robinson Morales es experto en el tema. Además de ser licenciado en Psicología Industrial, obtuvo un Master in Business Administration (MBA) por la UNIS Business School, ha trabajado en el área de recursos humanos de empresas internacionales y fue invitado por la Facultad de Humanidades en la Universidad del Istmo (UNIS) para resolver estas dudas en el foro titulado “El papel del psicólogo industrial en la evolución empresarial”.

Para el Lic. Morales, lo más enriquecedor del trabajo que desempeña es el trato con la gente. “A pesar de estar en la industria, somos profesionales que nos enfocamos en las personas como individuos”, explicó. Durante la actividad también desmintió algunos mitos que giran alrededor de la carrera. Aquí te los dejamos:

  • La psicología industrial es una carrera para extrovertidos

“Para nada”, contesta el Lic. Morales. Aunque la carrera sí conlleva tener trato con las personas, aclara que no se trata de tener facilidad para pararse frente a un auditorio o disfrutar en exceso de socializar. Por el contrario, es entablar una relación uno a uno, de forma que el psicólogo industrial pueda entender a la persona y saber cuáles son sus necesidades. “No se necesita ser extrovertido, se necesita instrucción, capacitación y mucha práctica”, comparte.

  • Los psicólogos industriales se dedican solo al reclutamiento y la selección

Aunque son las tareas más populares, el Lic. Morales explica que va mucho más allá, pues lo que buscan es desarrollar el talento de la persona: “Para hacerlo necesitamos que pase por un proceso de selección, pero es realmente corto. Lo mejor de nuestro papel es lo que viene después”. Comenta que los psicólogos industriales también diseñan puestos de trabajo, evalúan la carga laboral de los empleados, realizan seguimientos de las metas y facilitan su capacitación.

  • Se relacionan solo con las personas de los departamentos de recursos humanos

Según explica el Lic. Morales, el psicólogo industrial “está en un puesto estratégico”, por lo que se relaciona con todos. Es importante que entienda a fondo la organización, sus productos, su cultura y sus características, pues así puede identificar sus necesidades y desarrollarla con sus colaboradores.

  • Lo más importante para un psicólogo industrial es que sepa tratar a las personas

Aunque es una característica importante, más allá, es saber escuchar, explica el Lic. Morales. Además, menciona que también es fundamental saber comunicarse con efectividad y tener vocación de servicio. “Una persona no es un activo más de la empresa, sino que es un individuo”, aclara.

  • La formación teórica de un psicólogo industrial es suficiente

Además de formarse en la teoría, el Lic. Morales recalca que las prácticas son indispensables para un psicólogo industrial, “tanto como respirar”. Por ello, es vital escoger una universidad que le permita al alumno tomar ventaja con prácticas profesionales frecuentes, en diversos sectores donde pueda poner sus conocimientos al servicio de los demás. En la UNIS, por ejemplo, los alumnos realizarán más de 1,200 horas de prácticas en empresas de renombre.

Para conocer el proceso de admisión en la UNIS, entra aquí.

Tags:
Categorias: