UNIS en acción: Solidaridad desde casa

Publicado el : 20/08/2021
Autor: UNIS

Por Alejandra Guirola

 

A través de un Instragram live en el perfil de Vida Estudiantil  los líderes estudiantiles de distintas acciones y proyectos de solidaridad de la Universidad del Istmo (UNIS) contaron cómo surgieron, las actividades que realizan y cómo ha cambiado el enfoque de ayuda desde casa, pero manteniendo el espíritu de solidaridad. Además, explicaron cómo logran hacer vida el lema de #AquiEnLaUNIS: “Saber para Servir”, pues apoyan a diversas instituciones y comunidades y el impacto que han tenido en ellos como personas.

El live fue moderado por Lucy Galindo, estudiante de último año de la Facultad de Comunicación. La charla inició con Damaris Mejía de Dejando Huella en San Arturo, un proyecto enfocado en los estudiantes y madres del Valle de San Arturo, que busca promover la educación dentro de la comunidad. “Al principio entregamos bolsas con víveres para apoyar a las familias. A partir de la pandemia se crearon libros de cuentos con sus respectivas guías de trabajo y se esperan realizar tutorías virtuales para el próximo semestre”, dijo Dámaris.

Asimismo, este proyecto también se enfoca en la comunidad masculina de San Arturo, organizado por jóvenes de la UNIS. Así lo mencionó Gerardo Flores, uno de los líderes: “El proyecto nació  con la iniciativa de dos jóvenes que tenían la intención de impactar en el desarrollo dentro de la comunidad. Se realizaron manuales educativos y se renovaron los antiguos. A pesar de que la pandemia ha complicado la interacción con los niños, el impacto sigue presente y trata sobre dar nuestro tiempo voluntariamente”.

Otros invitados a la transmisión fueron Otto Monterroso y Juan Pablo Salazar del proyecto solidario: Uno con Uno. Otto mencionó que previamente a la pandemia se realizaban tutorías de matemáticas los sábados en una escuela. Actualmente se desarrollan guías de estudio de matemática e idioma español, que se dividen por grados  y tienen el propósito de ser un apoyo para los niños durante sus estudios.

Para Juan Pablo el impacto del proyecto ha sido positivo y que le ha ayudado a salir de su realidad y ver la de los demás. “La felicidad depende de uno, no de lo material, hemos visto que los niños son felices siempre, incluso en días de frío y lluvia. Además, hemos creado grupos de WhatsApp con las familias para enviar las guías y ofrecer tutorías mediante ese medio”, agregó Juan Pablo.

El siguiente invitado fue Carlos Valle, integrante  de los Manuales de Solidaridad, él comentó que se dedican a desarrollar actividades didácticas y lúdicas que posteriormente se envían a instituciones de niños y adultos mayores.  “Hemos realizado  donativos de primera necesidad, desde higiene personal hasta objetos de entretenimiento. También organizamos reuniones virtuales para conocer a los abuelitos a distancia”, explicó Carlos.

A la transmisión también se unió Julissa Rangel para hablar sobre Helping Hands, donde se busca construir una comunidad de alumnos donde pongan sus conocimientos al servicio de los demás. Actualmente trabajan con COMCA (Comunidad Misionera del Camino), ubicada en Villa Canales, un hogar de abuelitos y tres niños. “Hemos realizado varias estrategias para tener un mayor alcance en redes y atraer benefactores. Estamos construyendo una página web para dar a conocer el establecimiento y sus participantes”, mencionó Julissa.

Estos testimonios son la prueba máxima del “Saber para servir”. “Como institución educativa queremos que nuestros estudiantes compartan sus conocimientos, sean sensibles y empáticos a su entorno y conozcan la realidad del país, es por eso que a través de los proyectos solidarios ellos desde sus posibilidades pueden impactar”, explicó la Lcda. Lourdes Batres, directora de Vida Estudiantil.

Tags:
Categorias: