Dedicación y servicio: Diseños que transforman vidas

Publicado el : 20/09/2019

Hace cinco años, Camila Sopegno era una alumna soñadora dispuesta a cambiar al mundo con sus diseños. Una serie de visitas a casas hogares bastó para que se diera cuenta de las necesidades que atraviesan los guatemaltecos, especialmente las personas con autismo. Hoy, tras culminar sus estudios de Diseño Industrial del Vestuario en la Universidad del Istmo (UNIS), ha convertido sus anhelos en realidad: es una emprendedora que ha puesto sus diseños al servicio de quienes los necesitan.

Sopegno dirige Cocoon, una marca que diseña y fabrica chalecos terapéuticos con peso para niños autistas. El nombre es una traducción al inglés de la palabra “capullo”, que simboliza el abrazo que las prendas les regalan a los niños. “La idea surgió cuando noté que no tenían herramientas con peso para trabajar con los niños en las casas. Allí pensé en los chalecos, pues no hay ninguna marca en el país que los haga. Son importantes porque mejoran las funciones neurológicas, producen tranquilidad en las crisis y aumentan la concentración”, comenta.

Para esta diseñadora, sus años en la UNIS fueron clave para el éxito de su emprendimiento. A su criterio, una de las mayores ventajas que le dio la universidad fue la oportunidad de desarrollar su marca como proyecto de tesis. “Desde el inicio de la carrera identifiqué esta necesidad y trabajé en la idea. La asesoría de mis catedráticas fue excelente. Me ayudaron en todo lo que necesité, desde hacer las pruebas hasta lograr el respaldo de la Asociación Guatemalteca por el Autismo”, explica.

Aunque valora el acompañamiento profesional, Sopegno resalta que la mayor herramienta que le dio la UNIS fue el impulso para identificar las necesidades sociales. Para ella, la universidad “la obligó a salir de su burbuja”. Así lo cuenta: “La UNIS me ayudó a formar ese deseo de aprender para poner el diseño al servicio de otros. Entendí que, más que una tesis, se trata de un proyecto personal que puede beneficiar a muchos. Hoy lo recuerdo siempre con los mensajes de las familias que me dicen que los chalecos cambiaron sus vidas”.

La dedicación de altura y el espíritu de servicio han llevado a Sopegno a continuar un camino profesional de excelencia. El próximo año viajará a la RMIT University (Australia), en donde estudiará una maestría en Emprendimiento de Moda. Para poder transformar a la sociedad, Sopegno tiene una recomendación a los estudiantes actuales: “No se queden solo con las tareas de la universidad, sino que impacten vidas. En la UNIS tienen la oportunidad de desarrollar un proyecto, pero depende de uno que sea real”.

Si quieres realizar diseños de impacto y seguir un camino como el de Camila, puedes conocer nuestro pénsum aquí.

Tags:
Categorias: