Futuro ingeniero comercial UNIS destaca en competencias como emprendedor

Publicado el : 08/10/2021

Daniel Mansilla es estudiante de Ingeniería Comercial en la Universidad del Istmo (UNIS) y tiene su propia empresa, CIBUM, conocida por su nombre comercial: Mr Beef. Esta distribuye carne seca en distintos puntos de venta en Guatemala. Cada día combina su empleo con las clases “y requiere organizarse, pero al final las asignaturas convergen con mi trabajo porque en la universidad aprendo sobre procesos, la contratación, logística, mercadeo y lo necesario para dar empuje a mi producto”, explica el alumno.

En agosto concursó junto a otros ocho emprendedores en la competencia “El Gran Pitch”, organizado por el Ministerio de Economía, el Consejo Nacional de la Juventud y la municipalidad de Guatemala. Gracias a la innovación y la oferta de calidad de su compañía, obtuvo el tercer lugar en la competencia, además de un premio para fortalecer económicamente a su compañía.

Durante septiembre, la Facultad de Ingeniería (FING) lo invitó a un conversatorio llamado “El día a día de un ingeniero comercial” para compartir su historia de éxito y consejos para sus compañeros. Habló sobre lo que ha aprendido durante sus años como joven emprendedor, las alegrías, los retos y qué ha significado para él iniciar su propio negocio.

“Uno a veces piensa que emprender solo aplica para hacer una empresa, pero durante este tiempo he visto cómo es necesario transformarse para hacerse mejor persona, mejor profesional y alguien más creativo. Eso también es emprender”, dijo durante el webinar. Para él, el emprendimiento también es una transformación personal.

El espíritu de la UNIS se resume en la frase “Saber para servir”. Eso, cuenta Daniel, es clave para su compañía, pues la misión es impactar positivamente la vida de las personas a través de soluciones alimenticias integrales y sostenibles.

Mansilla es un ejemplo de la huella que dejan los profesionales formados en la UNIS, porque todas sus clases están orientadas hacia el aprovechamiento de los recursos. “Cada curso tiene un componente lógico para motivar a los estudiantes a optimizar lo que tienen, mejorarlo y así ayudar a quienes les rodean”, explicó el ingeniero Jorge Luis Coj, director de Ingeniería Comercial.

El alumno planea continuar con su formación académica para, al lado de su familia, expandir su emprendimiento hacia otros países a través de la satisfacción de las necesidades de las personas. El objetivo no solo es crecer como empresa, sino también aportar valor a lo que los clientes consumen. Como lo describe el Ing. Coj, “para tener éxito con un proyecto se debe buscar una manera de hacerlo rentable. Nuestros ingenieros encuentran esas soluciones, pero también tienen iniciativa para cambiar la sociedad que ven”.

Tags:
Categorias: